Fluye en tu sintonía, no en la de los demás

“Cuando entiendas que no se trata de luchar sino aceptar y fluir, habrás entendido la vida”

A menudo me cuesta trabajo fuir en mis propias ideas sin tomar en cuenta la de los demás, y eso ocurre porque temo estar haciendo mal las cosas… y no porque estén mal, es que me enseñaron ciertos patrones que debo cumplir para creer que algo está bien, que necesito la aprobación de alguien más y muchas opiniones.

Constantemente me he estado cuestionando ¿quién dijo que algo que hagas está bien o está mal? ¿por qué debo hacer las cosas como los demás dicen y no como yo creo? ¿por qué no respetan mi manera de pensar o hacer las cosas? Últimamente he aprendido a confiar en mi propio instinto, a escuchar a mi corazón quien me ha enseñado que es el que mejores respuestas tiene.

Soy de la idea de que cada uno somos el reflejo de nuestra familia, de las ideas y costumbres arraigadas de generaciones atrás, esas que persisten y que muchas veces me han limitado a sentirme libre, hasta a reprimirme de cosas que yo creo que están bien. Pero también somos el reflejo de nuestras relaciones con nuestra pareja o amigos que, he de confesar que en muchas ocasiones tuve que dejar de ser yo para poder encajar en esos círculos.

Poco a poco, con mucha dedicación he aprendido a ser yo misma, me ha costado mucho trabajo el dejar de tener la aprobación de los demás, de sentirme yo sin sentir culpa de creer que no estoy haciendo lo correcto.

Hoy puedo decirte que tus pensamientos e ideas son lo más importante que debes considerar, tus deseos, sueños y metas, día a día continuo aprendiendo que no debes dejar de ser tu mism@ para poder agradar a los demás, sin agradarte primero, confieso que unas cuantas (muchas) ocasiones deje de seguir mi instinto, mis sueños, mis metas con tal de estar bien con los que están en mi entorno y que quiero.

Y seguramente me estarás diciendo “qué fácil lo dices”, y en lo personal puedo decirte que no es así, pero he aprendido a ir paso a paso, un día a la vez y decisión por decisión. Anteriormente solía esperar a que el destino tomará las decisiones por mí o simplemente alguien más. Tal vez era porque me aterraban los cambios, pero ¿qué crees? descubrí que todos los cambios son buenos.

¿Cómo lo he logrado?

  • He dejado de pensar en el qué dirán. Actúo conforme a lo que pienso y siento, y simplemente dejo que las cosas fluyan y se vayan acomodando de tal manera que logre llegar a mi objetivo o meta. Hago lo que me hace feliz, siendo un poco egoísta, porque al final los resultados son para mí.
  • No pedir opiniones. Para no entrar en conflictos de lo que está bien o mal para los demás antes que para mí, trato de no pedir opinión sobre ciertos temas. Sin  duda alguna, a veces requiero de cierta guía, por lo que al contar las cosas puedo escuchar lo que piensen y tomo únicamente aquello que puede nutrir mis ideas, lo que me sirve y lo demás, simplemente lo deshecho.
  • Miro con el corazón ¿Eso cómo lo hago? Sé que las mejores decisiones vienen de ahí, así que si nos hace feliz,  nuestro corazón estará contento y esto me ayuda a seguir adelante y que el Universo fluya con mis intenciones.
  • Reconozco que soy un ser humano. Esto es muy importante porque nos podemos frustrar porque las cosas no salgan como queremos y que nos digan la frase que seguramente todos odiamos “te lo dije”, así que no pasa nada, experimenta una o muchas veces eso me ha funcionado muy bien.
  • Lo más importante no fuerces nada, cada cosa va por el camino que tiene que ir, este punto debo confesarte que me ha costado mucho, yo soy muy controladora y me gusta que las cosas salgan como quiero a la primera, pero he aprendido que no tengo el control de todo y debo dejar que todo fluya de manera libre.
  • Respira, cuando me estreso de más, tomo cinco minutos para respirar y aclarar mis ideas. Más adelante te daré unos tips de respiración con los que puedas relajarte.

Recuerda que lo más importante eres tú, a mi me han funcionado estos tips, ¿ustedes tendrán alguno adicional o tienen alguna duda? Si es así déjanos tu comentario para que pueda hablarte más a fondo de cada tema. ¡Los cambios no son malos, lo que está mal es no atrevernos a hacerlos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s