No le temas al cambio

Aceptar los cambios, es uno de las problemáticas que más me ha costado trabajo desde la infancia y relativo a eso,  quiero contarles que apenas cambié de trabajo y esta vez no fue la excepción, vaya que ha sido complicado, pero esta vez sentí algo más; lejos de sentir felicidad o nervio conforme se acercaban los días quería detener el tiempo y que no llegara la entrada a mi nuevo empleo.

Una noche antes, tal cual una niña de tres años corrí con mi mamá, me puse a llorar en sus piernas y comencé a decirle: “no quiero ir a trabajar mañana”, me preguntó qué pasaba y por qué no quería ir, lo único que hice al principio fue llorar descontroladamente. Tras un rato de berridos, le dije que “tenía miedo”. Una vez más me cuestionó ¿miedo de qué?, “de no poder con el trabajo, de que no me gusté, de haberme equivocado, de hacer quedar mal a quien me recomendó”.

Tras muchos nuevos trabajos, este es el que más miedo me ha dado, porque me enfrenta a lo desconocido, a aprender muchas cosas nuevas y a crecer laboralmente. Pero justo ese crecimiento es el que más me aterra, porque sé qué me costará trabajo al principio.

Camino a mi primer día sentía un hueco en el estómago, intenté desahogarme con mis amigos al respecto, les agradezco a tod@s que me hayan dado ánimos y recordarme de lo capaz que soy.

Tomé cinco minutos para respirar e intentar relajarme, y aunque aún no he terminado de hacer mi ejercicio de introspección, pude entender que lo que me tenía así, era el miedo, que me estaba frenando y de alguna manera saboteando, esa sensación de entrar a un nuevo lugar,personas desconocidas, pero sobre todo el aprender a hacer algo totalmente diferente a lo que he hecho antes, me había paralizado.

¿Cómo enfrentar los cambios?

Les quiero contar de algunos tips que me han funcionado

  • Los cambios son imparables, no podemos deternos, retrasarlos o eliminarlos, simplemente debemos intentar fluir con ellos. Los cambios siempre caen bien, siempre tienen una lección.
  • Justo porque pueden ser muy drásticos debemos tener plena conciencia de que envuelto en el cambio está el aprendizaje y debemos tener paciencia.
  • ¿Por qué resistirnos? Puedo decirte que los cambios son complicados, pero en la mayoría de los casos me ha permitido reencontrarme o reencontrar el camino con lo que me gusta hacer e incluso al aprender nuevas cosas, me doy cuenta de que mi capacidad no tiene límites.
  • Los cambios son transformación. No tengas miedo de ellos. Si tomaste una decisión y no fue la mejor, sólo aprende de ella y no te lamentes, al final toma la enseñanza y deja ir lo negativo.

Debo decirte que el miedo no es el peor enemigo, el poder que tú le das sí lo es. Así que si te da miedo algo, no te detengas, hazlo aunque sea con miedo. Se vale llorar, asustarte, pero afróntalo, ¿Te ha pasado alguna situación similar? Cuéntanos cómo logras salir a flote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s