Equivocarse no es condenarse

Si hace un tiempo alguien me hubiera preguntado ¿qué era lo peor que podía pasarme?, sin lugar a duda mi respuesta era “equivocarme”, cosa que me hizo condenarme por cada acción incorrecta en mi vida. Pero he entendido que lo peor que puede pasar es no aprender la lección.

Yo suelo ser una persona muy perfeccionista y controladora, que siempre quiero que las cosas salgan o se hagan como yo digo, pero eso me ha llevado a equivocarme, no una ni dos veces, sino muchísimas, de las que en su mayoría vivía llena de culpas, remordimientos, frustraciones. Con mucho trabajo y esfuerzo estoy aprendiendo a superar esa etapa.

En reiteradas ocasiones me he cuestionado ¿por qué a los seres humanos nos cuesta tanto trabajo equivocarnos sin que tengamos que colapsar nuestras vidas? Aprender lecciones de vida.

Te voy a contar un poquito más de cómo he aprendido a controlar esto:

  1. El primer paso es que reconozco que soy un ser humano con virtudes y TAMBIÉN defectos y no son malos, me enseñan a identificar lo que debo corregir.
  2. No tengo el control de todo. Aunque en ocasiones esto me puede llegar a desquiciar un poco, me esfuerzo día con día por entenderlo. No me gusta que las cosas salgan de control o dejen de ser como las pensé o planeé.
  3. Si me equivoco, trato de identificar de manera general el sentimiento que eso me causa.
  4. Me perdono, no es fácil pero es el camino para vivir en armonía, aquí te dejo la liga de cómo lograrlo. Y sí por más absurdo que pueda parecer, es fundamental que te perdones por las equivocaciones.
  5. Asumo consecuencias. Entiendo que cada acción o decisión que tomas en la vida, tiene una consecuencia y como tal debes asumirlas, sea cual sea.

Dice una amiga que mi frase favorita es “no es el fin del mundo” y la verdad es que sí, siempre nos complicamos por las cosas pensando que no habrá mañana, no habrá nuevas oportunidades, que se acabó el mundo o algo similar, pero la realidad no es así. SIEMPRE encontrarás nuevas opciones, nuevos caminos, nuevas formas de hacer las cosas .

No permitas que los errores te condenen de por vida, todos nos equivocamos una, dos o mil veces, y no está mal, eso te demuestra que no eres perfecto, además te permite comprender mejor a los que están a tu alrededor.

4 comentarios sobre “Equivocarse no es condenarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s