Un amor real e incondicional : el amor de una madre.

Este día no hablaré de una amor impecable, pulcro, perfecto hablaré de un amor real, incondicional, imperfecto, pero es un amor que viene del alma: el de mi madre.

Discúlpame mamá, pero yo no diré que recuerdo cuando estabas observándome desde primera fila en los bailables alusivos a esta fecha, porque aunque me costó mucho entenderlo, hiciste mucho más que eso por mi. Mientras yo bailaba y cantaba aquella folklórica canción tú trabajabas; posiblemente te hundías en pensamientos de tener tu cuerpo en un lugar y tu mente y corazón conmigo.

Sé que estarás de acuerdo, no podemos presumir de una relación perfecta y armoniosa. Me educaste paso a paso para cuestionar, soñar y analizar la vida, y ahora arrepentida, siendo adulta, veo en perspectiva que te sometí desde muy pequeña a un riguroso escrutinio en el que te juzgue sin compasión, sin entendimiento y  sin empatía.

Sin darte cuenta me diste un gran regalo. ¿Recuerdas ese pequeño cuadernillo de pasta dura en el que vaciabas todas las frases y pensamientos que te ayudaban a entender la vida? Hoy, igual que tú la interpreto de esa manera, plasmando mi dolor, mi alegría, mi entereza por todos lados. Guardando cada detalle, aliento, beso, lágrima en una frase, en un texto, en esta carta.

Hoy puedo ver que tú como muchas mamás en el mundo sólo dan todo el amor que albergan en el alma, así sin filtros. Con todo lo que aprendieron y sin tener un manual para seguir, ni una pauta para saber si se está en el camino correcto.

¿Qué más podías hacer? No recuerdo un sólo momento en el que no lucharás por que yo tuviera las oportunidades que tú no pudiste tener. Recuerdo las canciones y las risas cuando sólo éramos dos y después recuerdo ver tu aplomo cuando te miraba ver a mi hermano debatirse entre la delgada línea entre irse y quedarse cuando apenas era un bebé.

Después de eso he visto tu mente ir y venir, retorcerse, mecerse entre la cordura, la ansiedad y las respuestas. Él se quedó, tu madre se fue, tu vida ha cambiado, yo he crecido y volado y tú estás aquí, siendo humana, imperfecta, madre, esposa, hermana, trabajadora, aguerrida , bella, fuerte,  y sin darte cuenta de todo eso; de que tu mente puede florecer si te puedes ver, si puedes rescatarte detrás de todo esa pila de etiquetas que te han puesto, de todo lo que te dijeron que debías ser.

Mírate al espejo y obsérvate como la mujer que tú quieres ser, porque no hay límites para ti, ni para ninguna otra mujer. Se rompen día a día las barreras, y no es tu deber “ser la madre perfecta”, tu naturaleza es dar amor, en la forma que quieras, con lo que tengas, con las herramientas que puedas y ser feliz. Haz dado tanto  y a ti, te has dado tan poco. Quizá esa sea la respuesta para estos días, en que no hallas cómo educar a un adolescente: encontrarte tú, para encontrarlo a él.

Perdón mamá, no te llevaré rosas ni chocolates, te llevaré mis palabras usualmente necias para tratar de encontrar una solución a todo lo que nos aqueja, me escucharás complicada como siempre, te escucharé renuente, pero finalmente como en cualquier historia hermosa y finales auténticos, aquí estaremos incondicionalmente más allá de este mundo, estamos en el alma y seguramente también nos encontraremos en la muerte.

 

 

Un comentario sobre “Un amor real e incondicional : el amor de una madre.

  1. Que hermoso Poema, me siento muy orgulloso de la gran mujer que te convertiste, con la capacidad tan grande de plasmar tus ideas, tus recuerdos !!! Tu capacidad de analizar y reflexionar y de transmitir de forma tan elocuente tu sentir…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s