La amistad no se fue, aquí sigo para ti

Hace unas semanas me enviaste el link de una carta que encontraste en internet y con la que sentiste identificada nuestra amistad o lo que queda de ella. Hoy quiero aprovechar este espacio para responderte, ya que por más vueltas que le había dado al asunto, no encontraba las palabras para hacerlo.

La carta decía que teníamos muchas cosas en común, y sin darnos cuenta nos encontramos en el camino, palabras más, palabras menos. Sé que tal vez te sentiste “traicionada”, sin que hubiera una razón real, no es que la vida nos llevara por caminos distintos o separados, esa fue la elección que tú tomaste.

Podíamos platicar por horas de las mismas cosas y reírnos de las mismas tonterías, contarnos nuestras cosas, apoyarnos, sin vernos podíamos identificar que algo le pasaba a la otra, hasta que un día algo se rompió.

Nos conocimos y sé que hicimos click de manera inmediata, comenzamos a compartir cosas. En la universidad no teníamos más amigas más que nosotras, conectamos de una manera que no sé si tú, pero yo sentí que había encontrado una hermana. Yo conocía tus más profundos secretos y tú los míos. Éramos cómplices.

Yo entré en un momento muy difícil, una ruptura de una relación que aunque sabía no daba para más a mi me dolía en el alma, que me llevó hasta un hoyo tan profundo en el que yo no le veía por dónde salir,me generó mucha inestabilidad y sabes que hasta el hospital me arrastró… Hoy ya puedo contarlo con tanta tranquilidad, pero en esos días yo lo único que quería era desaparecer de la faz de la tierra.

En ese tiempo, yo sentía que sola no podía, tal vez no supe decirlo porque estaba muy mal, y no te voy a negar que aparecieron personas nuevas y eso no significaba que se iban a robar el cariño hacia ti.

Tal vez no me entendiste cuando te dije que mi corazón era tan grande que tenía espacio para todos mis amigos, ninguno se va a robar el lugar del otro, porque con cada uno tengo recuerdos, vivencias, a cada uno le tengo un cariño único y especial, porque han formado parte de mi vida y son esa familia que tengo por elección.

Quizá tomamos caminos diferentes, pero mi amistad estaba intacta, yo no elegí a otras personas, y sabemos a quienes me refiero, simplemente he aprendido a diferenciar las cosas, ellos también han estado ahí para mí cuando lo he necesitado, también tienen un pedacito de mi corazón, me han compartido una parte de sus vidas.

Te estoy escribiendo esta carta y justo me acabas de mandar un mensaje, creo que el universo está conspirando a nuestro favor, reconozco que me pareció extraño que escribieras justo en este momento. Hablé contigo y me hizo recordar muchas cosas de complicidad entre ambas.

Tú mejor que nadie sabes que eres una persona muy especial en mi vida y que aunque hemos podido tener diferencias y desencuentros, contarás conmigo siempre que lo necesites y cuando no, también.

Quisiera que volviéramos a ser las mismas de antes, que podamos compartir nuestras cosas, ser las amigas unidas de antes que platicaban muy seguido y se contaban todo lo que podían. Que pudieras entender y entenderme que podemos retomar una amistad súper linda. Contarte mis proyectos y mis nuevos sueños.

Ojalá el Universo conspire para que volvamos a reencontrarnos como antes y que aunque no estemos físicamente juntas, sepamos que nuestro corazones sí lo están, y que pase lo que pase estaremos ahí más fuertes, más maduras y con un lazo que no se pueda romper. Te quiero mucho, amiga querida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s