#Bienestar Ojo con las enfermedades: emoción que evadas, es lo que el cuerpo habla.

Sé perfectamente que hay algunas enfermedades que no dependen de nuestras emociones, pero la gran mayoría sí y es porque nuestro cuerpo tiene la necesidad de expresar de alguna manera lo que reprimimos. Yo por ejemplo soy muy propensa a que me dé gastritis o colitis nerviosa porque siempre quiero tener el control de todo, aún me cuesta trabajo soltar cosas.

Normalmente cuando estamos sometidos a estrés, preocupaciones o tensiones cotidianas pareciera que las emociones y la razón van a destiempo y por caminos distintos. Antes de caer en alguna enfermedad, así sea la más ligerita siempre hay “llamados de atención” que anteceden al síntoma en sí: puede ser un simple dolor de cabeza, insomnio, así como cualquier situación de ansiedad o angustia; todos son avisos que nos están queriendo dar un mensaje. Y de eso se trata: aprender el mensaje de la enfermedad para evolucionar en la vida.

Es importante reconocer cuándo estamos “desconectados” con nosotros mismos y de qué manera propiciar una saludable reconciliación personal.

¿Cómo identifico?

  • Identifica tus emociones. En una retrospectiva analiza qué es lo que tiene mala a tu cuerpo, si es estrés, tristeza, frustración, enojo, ira, o cualquier otra emoción.
  • Aprende a expresar tus emociones. A muchas personas nos cuesta trabajo expresar sanamente nuestra ira o enojo, o simplemente no aceptamos la tristeza como una emoción vivida. Pero si reprimes tus emociones, en algún momento, éstas pasan factura en el cuerpo.
  • Toma consciencia. Esto va en la manera de cómo actúas, hay personas que viven desde lo negativo y esto lo reiteran en sus pensamientos. Si transformas tu manera de pensar, de sentir, y aprendes a escucharte, mejorará todo en tu organismo.
  • Aprende a decir que no. A veces no sabemos decir esa palabra mágica que podría ahorrarnos muchos problemas tanto en nuestro entorno como en nuestro interior, todo por complacer a la pareja, al padre, a la madre, amigos e incluso a los hijos por miedo a “perder su cariño”, lo que a la larga te puede generar frustraciones, que a la larga te generaran una enfermedad, así sea una simple gripa.
  • Actívate. No olvides cuidar tu alimentación y hacer ejercicio ( te dejamos links de Baja de peso saludablemente y Ejercitarte la opción más real para llenarte de energía ) el ejercicio te ayudará a liberar estrés, sentir más energía y sacar todas las cargas negativas que traes.
  • Aprende y deja fluir. Venimos a la vida para aprender, es necesario aprender desde la enfermedad o desde el síntoma. Qué pasa con nuestras emociones, con el no poder expresarlas. Si ya detectaste, no te enfrasques, busca soluciones y deja fluir de la mejor manera.
  • Acepta. No todo está en tu control, toma lo que puedas resolver y lo que no, deséchalo, no te angusties por cosas que no puedes resolver.

La vida es una fiesta

Todos tenemos algo que se llama “sabiduría interna”: si yo le pregunto a mi sabiduría interna si algo me beneficia o no, y tengo la capacidad de escucharla, seguramente podré modificar situaciones en mi vida. Para llegar a esto tienes que aprender a observar hacia tu interior, ahí encontrarás la mejor respuesta para todo. No desaproveches cada segundo de tu vida llen@ de preocupaciones, ¡La vida es una fiesta, disfrútala!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s