#Bienestar Navega con buenos hábitos durante mareas de incomodidad

Desde hace un par de semanas hemos hablado que en época de cambios lo mejor es procurarnos lo mejor posible. Pareciera que conforme vamos creciendo las ocupaciones y responsabilidades de “adulto” nos hacen olvidarnos de los cuidados más esenciales para estar bien en cuerpo y alma.

Y es que para mantener nuestro centro, a veces solo necesitas cuidar de cuatro aspectos básicos : comer saludablemente, dormir bien, hacer algo que te haga feliz, es decir, que te de tranquilidad, (puede ser leer caminar, bailar, meditar, escribir o cualquier actividad que encienda tu alma) y el plus ejercitarnos al menos cuatro veces a la semana

Aunque de estos hábitos se habla casi todo el tiempo, muy pocos nos aseguramos de hacernos tiempo y voluntad para integrarlos en nuestra vida diaria. Pero si tú como nosotros ya no quieres más pretextos y quiere ideas para iniciar el cambio, aquí van los tips:

  • Date la oportunidad de fallar

Sí, aunque se escuche raro, tienes que ser flexible y tener claro que te costará trabajo y te sentirás incomoda,  y por eso mismo tienes derecho y puedes fallar. No hablamos de tirar la toalla, hablamos de que la vida es muy ajetreada y si las nuevas estructuras que estás cimentando de pronto te aprietan, date la oportunidad de hacer un día un poco menos de ejercicio, o de faltar o simplemente darte un respiro.

  • Establece metas pequeñas

Es mucho más efectivo que inicies por hacer cambios pequeños e incorpores tus nuevos hábitos de a poco, a que busques estar dos horas en el gym de la noche a la mañana. Busca encontrarte en el ritmo que a ti te favorezca y paulatinamente ve haciendo un poco más. Te reconfortará ver tus pequeños logros, hasta que llegue un punto en que mires atrás y el avance sea realmente considerable.

  • Otórgate recompensas acorde a tu plan de avance

Se vale darte premios y es totalmente efectivo. Sólo sé totalmente congruente y si tu objetivo es bajar de peso no te premies con todo un fin de semana de comida chatarra, si puedes salirte del régimen pero no excederte.

  • Visualiza el proceso y el resultado

Creerlo es hacerlo. Empieza por creer que eres capaz y que lo vas a lograr. Visualiza qué es lo que quieres conseguir y cómo te sientes en el proceso de lograrlo, de esa manera puedes comenzar a materializarlo.

  • Disfruta el proceso

Para que lo logres tienes que buscar alternativas que si bien, no serán miel sobre hojuela, sean en cierto grado cómodas y que puedas disfrutar, si te exiges demasiado o haces alguna actividad que de plano no va contigo lo único que conseguirás es desistir muy pronto.

Sé tu mejor porrista y anímate a emprender el camino hacia la creación de tu mejor versión, la versión que TÚ quieres.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s