No todos podemos ser iguales, el mundo no es sólo blanco y negro, sino que hay un sinfín de colores y no hay nada de malo en querer pintar nuestra vida de uno de ellos.

¡Hola, hola! Te ha pasado que cuando escuchas “dale tiempo al tiempo” ¿te imaginabas que pasaría tan rápido ese tiempo? Pues sí, ya estamos en el primer miércoles de junio, ¡Súper rápido! Y junio es el mes del medio ambiente, mes de los papás y también el #PrideMonth y es por ello que en este #MiércoLee te traigo un libro para que se rompan esas etiquetas y las normas que todo debe ser “correcto”. Porque nadie tiene el poder de decir qué es correcto, todo en este mundo es correcto siempre y cuando no se perjudique a terceros ¡Amén!

Estoy hablando del libro “Para acabar con Eddy Bellegueule” de Édouard Louis, una biografía novelada del propio autor y que crea en el protagonista su alter ego. Así, narra las aventuras y, sobre todo, desventuras que vivió durante su infancia y adolescencia en una pequeña población conservadora, en la que el mejor cumplido que podía recibir un varón era ser un tío duro.

“De mi infancia no me queda ningún recuerdo feliz. No quiero decir que no haya tenido nunca, en esos años, ningún sentimiento feliz o alegre. Lo que pasa es que el sufrimiento es totalitario: hace desaparecer todo cuanto no entre en su sistema”.

Toda la historia pone de manifiesto la homofobia vigente en Francia, especialmente en zonas rurales y de escasos recursos económicos, donde nos hace plantearnos las siguientes preguntas ¿La aceptación de las opciones sexuales diferentes a la heterosexualidad se da únicamente en las clases sociales beneficiadas por el capitalismo burgués? ¿Es cierto aquello de que los derechos humanos son una cosa de ricos? Mmmjumm…

Eddy lucha contra los valores establecidos de su familia, vecinos y amigos, y lucha contra sí mismo. Él sabe que no es un tío duro, pero se convence de que debe serlo, para evitar todo sufrimiento.

La bonita conclusión: “Para acabar con Eddy Bellegueule” es que no victimiza la sexualidad, no pretende centrarse en la violencia que se ejerce sobre una preferencia sexual, sino por el contrario, es un ajuste de cuentas con una sociedad construida sobre errores y dar a entender que la novela es realista, y su narrador da fe de lo que sucede

Para acabar con Eddy Bellegueule, Édouard Louis, Barcelona, Salamandra, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s