Terminaste una relación de pareja, y ¿luego?

Doloroso y desgarrador, el corazón se nos hace pedazos y sentimos que el mundo se nos acabó. Sí, así es como vivimos una ruptura amorosa, lloramos, sufrimos, nos tiramos al drama, y para nuestra buena o mala suerte aún no existe un manual para superar este triste episodio.

A pesar de que existe mucha información en internet, libros o artículos, como tal no hay una manera especifica de qué hacer, porque todos vivimos los duelos de manera diferente, primero déjame decirte que necesitas de mucho amor propio para no caer en la tentación de buscarl@.

Romper una relación de pareja es una oportunidad para regresar a uno mismo, y recordar todo lo que eras hasta antes de que llegara esa persona, lo que disfrutabas hacer solo o acompañado de tu familia o amigos, que tal vez olvidaste en algún rincón, y no puedes decirme que no, porque me ha pasado, y no te juzgo, tu pareja cobró una relevancia en exceso.

El proceso de duelo puede ser algo complicado y confuso, si tu autoestima no es lo suficientemente fuerte, puedes sentirte devaluado, abandonado, que no le importas a nadie, que son incapaces de arreglar las diferencias; si tú fuiste quien terminó puedes sentirte egoísta o si te terminaron puedes llegar a sentirte una persona tóxica porque salió huyendo de ti.

Los días que pasan sin esa persona, podrán ser los más tormentosos o los más reflexivos de tu vida, sin duda este proceso duele y mucho, porque como cualquier pérdida, te llevará a enfrentar un proceso de duelo. En esta ocasión, no te daré una serie de recomendaciones porque al final todos somos distintos y cada uno aprendemos a vivir este tipo de procesos de manera diferente.

Recuerda que muchos te pueden decir “ya no estés triste”, “ya pasó tanto tiempo”, pero la realidad y te lo digo por experiencia es que cada duelo te va a llevar el tiempo que tenga que ser, yo tuve que tomar terapias en mi última relación y no está mal, al contrario, si no puedes sol@ es mejor que busques ayuda, no te encierres a estar sol@, a ratos ayuda para pensar, pero procura salir a hacer cosas que te gusten con tus amigos, familia o quien quieras.

Pero si puedo resaltarte algunos errores que todos hemos cometido alguna vez, dejarte caer en el desánimo total y descuidarte o en su caso abandonarte. Buscar a esa persona en redes sociales, mandarse mensajes con cualquier excusa tonta, verse para “devolverse sus cosas”, salidas “casuales”, eso a la larga te causará más dolor.

¿Y se puede ser amigos después? Desde mi punto de vista, sí, siempre y cuando haya transcurrido el tiempo necesario en el que pudiste sanar tus heridas, y el daño no haya sido de un extremo intenso, en ese caso te aconsejo que cortes por lo sano cualquier tipo de vínculo.

Al final soy de la idea de que a veces no funcionas con una persona como tu pareja, pero como amigos pueden llegar a ser de los mejores, finalmente el cariño ahí estará sólo que resignificado. En lo personal sí me ha pasado.

Cuéntanos ¿cómo viviste tu duelo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s