Regresando a la simplicidad

“La simplicidad, en este sentido, es la verdad de un carácter natural, inocente y recto, que no conoce ni el disfraz, ni la malicia, ni el fingimiento. La sencillez es la ingenuidad de un carácter bueno, dulce y fácil de convencer, que no conoce ni el disimulo, ni la mentida finura, ni lo malo. La simplicidad es franca, sin rebozo, y muestra su carácter claramente; la sencillez es cordial, y se entrega sin reserva a las sugestiones de los demás”, Wikilengua.

Pensé en escribir sobre lo valioso que es regresar a apreciar con todo el corazón la simplicidad y me sorprendí al encontrar esta definición y ahora comprendo aún más porque justo las cosas más simples tienen el poder de hacernos tan felices.

Constantemente nos encontramos complicándonos la vida, poniéndonos más cosas en la agenda, más tareas, más actividades, más deber ser, más, y más, Pareciera que no tiene fin todo el “tener que hacer” pero regresar a lo simple es el verdadero “deber” de estos días.

Y es que la vida es fantástica cuando se te acaban los datos del celular y es que resulta que pueden ocurrir cosas como encontrarte y enfrentarte con aquellos pensamientos que evades, reencontrarte con tu familia y amigos desde un lugar auténtico, sin poses y con el único deseo de compartir.

Regresar a la simplicidad irónicamente ahora tiene más complejidad,  cuesta mucho desprenderse de las máscaras, de las barreras, abrir el corazón y la perspectiva a las pequeñas cosas de la vida, cuesta mucho incluso, escuchar sin sentir la necesidad de analizar o responder al instante, cuesta tanto ser auténtico, pero definitivamente lograrlo es una maravilla para ti y para el mundo.

Aunque lo cierto es que esta nota no debería de existir porque nadie debería requerir instrucciones para dejarse ir y simplemente ser, parece que se no olvida y por ello te dejo las maneras en que puedes conectarte con tu propia simplicidad.

Vuelve a ser niñ@

Que padre es sorprenderse con todo, cuestionar sin juzgar, amar sin cuestionar y hacerlo naturalmente sin forzar y sin esperar, para hacerlo ¡Busca a tu niño interior! Yo sé que se escucha re cursi, pero de verdad que ver la vida de vez en cuando con la inocencia de un niño es un regalo del universo. Permítete jugar con tu imaginación, mirar el mundo con un enfoque de humildad absoluta y dejar de opinar de todo, simplemente ser en sintonía con lo que ocurre.

Observa

Somos tan multitask que hemos perdido la habilidad de observar detenidamente las cosas como lo hacíamos como cuando éramos niños, ¿recuerdas cuánto tiempo podías pasar mirando un juguete que amabas? Date un chance para voltear hacia el cielo un día, de mirar el ventanal de tu oficina y maravillarte con lo que hemos creado; encontrar lo positivo de el panorama que te encuentres y empezar a tener gratitud en tu corazón por ello.

Escucha

Las pláticas profundas y duraderas parecen extinguirse todo es tan inmediato y fugaz que los temas de conversación rápidamente se esfuman y carecen de originalidad y gran parte de ello es porque hemos dejado de escuchar activamente y pretendemos que el ritmos de las pláticas sean tan rápidos como la vida se ha vuelto, pero regresar a abrir el corazón cuando escuchamos nos da la oportunidad de conocer más allá a los otros y aún mejor conocernos mejor a nosotros mismos. Para escuchar activamente de verdad requerimos despojarnos de todos los juicios que nos acompañen, mirar a los ojos a nuestros interlocutor y permitirnos vivir ese momento de empatía.

Juega

Como una fiel fan de las carcajadas interminables amo jugar todo el tiempo, el humor sano es un antídoto para derribar al monstruo del deber ser, cuando juegas te permites ser con toda naturalidad, puedes hacer amigos y crear lazos más fuertes con los que ya tienen. Juega todo el tiempo, ríete de ti, de la vida y bien dicen que la vida reirá contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s