Eres lo que comes y te sientes como te cuidas

Llevo un tiempo investigando y analizando sobre los buenos hábitos alimenticios, y la forma en que nos ayudan. Quise retomar el estilo de vida saludable que llevé el año pasado, porque de verdad el cuerpo habla, y el mío ya pedía a gritos cuidado.

No se trata de tener dietas o regímenes alimenticios estrictos sino comer con consciencia; pensar cada vez que llevaremos algo a nuestra boca si en realidad nos nutre, nos hace sentir bien, independientemente de que la comida sea deliciosa.

La comida es parte de nuestra cultura y la comida mexicana es un deleite para nuestro paladar, no obstante, siendo honestos hemos normalizado y minimizado malos hábitos alimenticios como parte de nuestra identidad: cenas pesadas y abundantes, exceso de harinas, alimentos extra condimentados, irritantes, refrescos, etc, etc.

Justo ahora que empieza la semana creo que es bueno que hagamos una reflexión de cómo comemos, si nos nutre o no, e incluso cuándo y por qué nos daremos nuestros gustitos, porque somos humanos y no nos vamos a restringir por completo de una de las maravillas de la vida: la cocina.

Así que aquí los tips para alimentarte conscientemente:

Siempre antes de ordenar o preparar tus alimentos, pregúntate ¿Me nutre? ¿Es bueno para mi? ¿Cómo me siento después de comerlo?

Si haces este breve ejercicio te darás cuenta poco a poco que tu bienestar vale más que cualquier cosas en el mundo, y por mucho que algo te encante debe de haber sana restricción. Por ejemplo, me he dado cuenta que la leche simplemente me infla, me hace sentir pesada y con malestar estomacal, incluso si es deslactosado, por lo que he reducido su consumo prácticamente a cero y lo he sustituido con leche de almendras, soya, etc.

Come cada 3 horas: Desayuno, Comida, Cena + 2 o 3 colaciones.

Desde que te levantas debes darle a tu cuerpo energía y activar tu metabolismo, así que deja atrás el mal hábito de saltarte al desayuno. En cuanto te levantes, puedes tomar un vaso de agua con clorofila o un vaso de agua tibia con limón, eso despertará a todo tu sistema de manera respetuosa, indicándole que es hora de empezar el día. Después de eso, puedes tener un desayuno completo, preferentemente con más proteína que carbo y grasas naturales (aceite de coco, oliva , aguacate, almendras) y después tu colación, más tarde tu comida, nuevamente otra colación que puede ser una fruta, atún, cacahuates, pepinos y por último la cena, que no falte pero tampoco que sea pesada, de eso dependerá que tengas un sueño reparador y tranquilo.

Una comida libre a la semana

Por tu buen comportamiento y el seguimiento de tu rutina, te mereces una rica comida, puede ser lo que tú quieras pero sólo debe ser una. Si le das a tu cuerpo, algo delicioso sin restringirlo por meses de eso que tanto te gusta el cambio alimenticio será sustentable, y no sólo algo que te duró sólo dos semanas, que te mato de hambre y te puso irritable. El que sólo sea una, también te permite elegir conscientemente qué es lo que comerás el fin y no abalanzarse por lo primero que te encuentres, además que el esfuerzo habrá valido toda la pena.

Planea tus comidas

Si esperas todos los días hasta la hora de comida para pensar que te llevarás a la boca y con hambre, tal vez decidas mal, así que ¡planéalo! A mi me ha funcionado de maravilla planear y cocinar el menú de la semana en domingo, debo confesar que al terminar ya estoy un poco fastidiada pero luego recuerdo lo bien que me hace sentir alimentarse conscientemente y todo vuelve a la calma. Si no puedes cocinar el fin, al menos plantéate pedir la opción más saludable de la carta o dedícate a buscar restaurantes que tengan opciones que te hagan bien.

Por último, no soy experta, pero te doy los tips que han surgido de mis consultas con nutriólogos, en mi experiencia y sobre todo a la hora de escuchar mi cuerpo, que creo que ese es también una de las grandes ventajas de comer conscientemente comunicarnos y respetarnos con todos nuestros sistemas y por supuesto, cuidarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s