Cómo reconocer y alejarte de las personas tóxicas

Cuando hablamos de defectos, los vamos a encontrar en todos y cada uno de nosotros, porque los seres humanos los tenemos por naturaleza, pero lo cierto es que si vivimos en consciencia y buscamos mejorar esas áreas de oportunidad creamos un mundo más armonioso. La semana antepasada te hablaba de la arrogancia hoy quiero hablarte de las características que he podido observar en las personas negativas.

Es normal, que podamos tener días malos y que podamos verlos grises, pero no se vale que siempre traigamos la misma actitud, porque entonces ya se trata  de una identificación e integración de malas actitudes en tu personalidad, percepción de la vida y la respuesta de ella antes esta situación.

Por eso aquí te dejo una lista con las principales características, para que huyas de ellos o si tienes algunas, puedas trabajar en ellas y cambiarlas por una perspectiva positiva.

  • Es rencoroso: Todo lo que les pasa malo, lo guardan como una reliquia para pelearse con la gente o con la vida misma, olvidando que el rencor y el odio son un obstáculo para la felicidad. Cómo siempre el perdón es la clave.
  • Se queja por todo: Absolutamente todo lo que pasa en esta vida está mal, todo lo malo lo alcanza, que si la ciudad, la gente, el tránsito, el trabajo, pero ¿qué hacen ellos por mejorar su entorno? La realidad es que el cambio empieza por uno mismo.
  • Miente: Cuando siente que no encaja en un lugar puede llegar a fabricar todo un mundo imaginario para vivir de las apariencias,  o crear una situación en la que sí se sienta cómodo.Pero recuerda como decían las abuelas “tarde o temprano, la verdad siempre sale a luz”.
  • Culpa: Normalmente le da miedo asumir sus errores ¿y a quién no?, por eso prefiere andar repartiendo “milagritos” o culpas a otros. No está padre negar la responsabilidad, mejor asúmela y verás que eso te hará crecer como persona.
  • Incredulidad: Ponen en duda todo, no pueden creer nada, ni siquiera en lo que ellos mismos pueden lograr. No dejes que eso interfiera con los sueños de otras personas, ni siquiera con los tuyos. El límite de las cosas, lo pones tú.
  • Es egoísta: Toda la atención y todos los reflectores los quieren en ellos. Recuerda que no siempre tienes que ser la única persona que importe, también hay más a tu alrededor que tal vez tengan más necesidades que las que tú tienes en ese momento.
  • Juzga y critica: Nada les parece, sólo se la viven viendo si hacen bien o mal las personas. Como dice el dicho “hasta lo que no se comen les hace daño”. Pero no saben lo que los demás están viviendo, cada persona es un mundo y cada uno está viviendo su propia lucha.
  • Está a la defensiva: Todo el tiempo están buscando la menor provocación, creen que porque alguien no piensa igual están mal y los atacan. El hecho de que alguien que no piense igual que tú, no significa que esté equivocado. Mejor abre tu mente, dicen que quien se abre una idea no vuelve a ser el mismo.
  • Se compara: Constantemente acusa de que todos lo comparan con alguien más o a veces esa misma persona lo hace. Pero ten claridad que no existimos dos personas iguales. Cada uno tiene sus propias fortalezas, virtudes y defectos, ¡acéptate!
  • Tiene muchas expectativas: A menudo puedes verlos frustrados porque las personas no hacen las cosas que ellos esperan, porque los están idealizando como “perfectos”. Deja de tener expectativas y mejor dale chance a la vida a que fluya.
  • Hace drama por todo: Todo es lo peor para ellos y siempre se tiran con la finalidad de que los levantes del suelo. No caigas en esos rollos, ni tampoco los hagas.
  • Viven del pasado: No saben soltarlo y se anclan a vivir en él o están recordandotelo. Si quieren vivir así déjalos, pero tú aprende, perdónate y suéltalo, la vida te traerá nuevas oportunidades.
  • Todo lo toman a pecho: Es decir, toman las cosas de manera personal, todo les afecta. Ojo esa es una cuestión que se trabaja elevando la autoestima.

Es por eso que es importante que identifiques cada uno de los rasgos, para que no caigas en su juego, si puedes aléjate y si tú tienes algunas de estas características, trabaja en ellas. La mentalidad negativa no beneficia para nada al individuo que piensa de esta manera ni tampoco a las personas que lo rodean.

Recuerda que es mucho mejor tener una mentalidad optimista, para poder afrontar las dificultades creyendo en las posibilidades de uno mismo. Pensar en positivo puede marca la diferencia cuando deseas alcanzar tus sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s