Cómo pasar de la preocupación a la ocupación

Desde hace unos días me ha rondado en la cabeza la idea de ¿por qué siempre utilizamos mucho tiempo y energía preocupándonos de nuestros problemas y no nos ocupamos de ellos? Y es que es natural y común en todos los seres humanos, pero necesitamos avanzar y trabajar en soluciones, y seguro me estarás diciendo: “Karen, ¡qué fácil lo dices!, seguro ya tienes práctica”, y la verdad es que cada que escribo de un tema es porque me ha costado trabajo aprenderlo.

Aunque debo decirte que la preocupación surge como un mecanismo para generar acciones y afrontar las distintas dificultades de la vida, muchas veces nos preocupamos de más sin llegar a ninguna solución.

Pero… ¿por qué invertimos más tiempo en la preocupación que en la ocupación?

Cuando comenzamos a preocuparnos es el primer paso para hacer frente a los problemas, y nos comienza a dar tranquilidad, pero puede llevar a relajarnos al grado que evitamos la ocupación. En lo personal de pronto me encuentro con la difícil tarea de salir de los problemas. Recuerdo que desde niña mi mamá siempre me ha dicho “si ya tienes un problema, no te hundas en él, hay que buscarle solución” y nada más real que esto.

Por eso hoy quiero dejarte algunos tips, para que puedas restarle protagonismo a las preocupaciones que nos frenan a encontrar soluciones y dar paso a la acción:

  • Sé objetivo: analiza lo que te preocupa y si consideras necesario, anota en una libreta lo que crees que va a pasar y léelo en voz alta. Muchas veces no somos realistas con las predicciones, ya que nuestras emociones están de por medio. Plantéate la realidad de las posibilidades de que eso que crees, suceda.
  • Da un paso adelante: ponte en el peor de los escenarios. ¿Y si sucediera eso que tanto te preocupa? Incluso si sucediera, somos más capaces de afrontar las cosas cuando trascienden las hipótesis y se vuelve realidad.
  • Acepta que hay cosas inevitables. Si lo que te preocupe es algo que sabes que va a suceder, en lugar de ahogarte, piensa en la mejor manera en la que puedas afrontar la situación. Hay cuestiones que como ya lo hemos dicho, no podemos controlar; sin embargo, podemos protegernos y vivirlas de manera que el impacto pueda ser amortiguado.
  • Protégete. Es decir, fortalece los aspectos que sean necesarios en ti para sentirte bien, incluso distraerte para no pensar todo el tiempo en el problema, al final depende ti  y llegará el momento de pasar del análisis a la acción, y entonces podrás dar ese gran paso y encontrar la mejor solución a tu problema.
  • Fíjate un tiempo para pensar. Si necesitas pensar en algo y ves que, por no dedicarle toda tu atención, ese pensamiento te acompaña a lo largo del día, como si fuera una sombra, impregnando el resto de tus emociones y pensamientos…¡Detente! Las preocupaciones así no sirven, lo único que hacen es distraerte y provocarte ansiedad. Mejor busca un momento en el que te dediques totalmente a ese problema,  de manera que no permanezca todo el día en tu cabeza como si fuera un eco.
  • Establece tiempos límites. Estipula un tiempo para buscar alternativas y soluciones. De esta manera dejarás de darle tantas vueltas al asunto y comenzarás a ocuparte, ya que, transcurrido ese lapso, tendrás que tomar decisiones.
  • Sé valiente. Detrás de cada solución no tiene por qué haber un problema o una preocupación. Es cuestión de abordar los sucesos desde la aceptación y la certeza de que somos capaces de resolver.
  • Confía en ti. La mejor respuesta la tienes tú, confía en que estás tomando la mejor solución.

Recuerda que a veces cuando más pensamos las cosas, o consultamos a muchas personas, terminamos más confundidos y con menos respuestas, está bien que nos desahoguemos, y que podamos escuchar, pero al final tú eres quien tiene que tomar decisiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s